Pues bien, me di a la tarea de revisitar  “El ciudadano Kane” ya que cumplió 70 años de su estreno.  Puedo decir honestamente que siempre me ha gustado pero la pregunta es: ¿Por qué es considerada una de las mejores películas que se han hecho? La respuesta que me doy a mi misma puede ser muy simple y muy compleja al mismo tiempo. Todo en el ciudadano gira en torno a la historia, es decir la dirección de Welles, su caracterización, la fotografía, la música. Todo es totalmente homogéneo pensado cuidadosamente en destacar ciertos puntos de la historia. Además un poco de polémica no le hace daño a ninguna leyenda. Se dice que el guión de Citizen Kane está basado en la vida de un empresario, quien se negó a ver la película y trató de comprar todas las copias para destruirlas. Welles alegó al estudio su derecho a la libertad de expresión y ganó. La película se distribuyó y fue aclamada y destruida por la crítica especializada pero Hollywood nunca volvió a darle a Orson Welles la libertad creativa que tanto necesitaba y su carrera se apagó. Tal vez, las repercusiones que tuvó en Welles está batalla influyan en el ánimo de los críticos, pero a mí me hace sentir nostalgia, por lo que pudo haber llegado a hacer. Si a los 24 años filmó esta película que no hubiera podido haber hecho después.